“Aprendí cosas que nunca había visto”

“Aprendí cosas que nunca había visto”

“Aprendí cosas que nunca había visto”. Lo dice uno de los alumnos de 3º de ESO del Instituto Olorda de Sant Feliu de Llobregat tras hacer una visita al parque agrario, ver el documental “El pati del darrera” y escuchar lo que les explicamos en clase sobre el proyecto interactivo “Orgull de Baix”. Como él, muchos otros estudiantes dicen haber quedado sorprendidos por las dimensiones del espacio agrícola que forma el Parque Agrario, entre otros detalles. Tan cerca y tan desconocido, ¿verdad?

Pisaron el terreno, escucharon lo que dicen los agricultores y prestaron atención a los mapas y las fotografías del documental interactivo que estamos preparando. Más tarde, cada uno escribió una redacción subrayando lo que habían aprendido sobre la agricultura, el río, los acuíferos, que es un delta, lo que significa el parque agrario para Barcelona y las ciudades de su alrededor, o lo que hubiera representado un proyecto como Eurovegas.

“Debemos proteger las tierras, que simbolizan nuestra comarca y son fuente de vida. Y tenemos que luchar contra los que las quieren destruir “, escribe un estudiante con mucho convencimiento. Parece tener pocas dudas sobre el valor del suelo. En cuanto al del suelo, está en el camino de descubrirlo todo solito. Este mismo estudiante, con letra bien clara, confiesa que ha conocido un territorio que antes ignoraba. Lo veía como un lugar de paso. De modo que ahora ha sido capaz de darle valor: “He aprendido a valorar un territorio, que en parte me pertenece y pertenece a mi patrimonio”.

Una gran extensión agrícola cerca de Barcelona

Les ha sorprendido poder ver con detalle la extensión del parque agrario y que éste está a tocar las ciudades en las que viven. También de que la agricultura tiene un papel “residual” entre las actividades económicas. Pero, además, han podido apreciar cómo este mismo espacio es una despensa de alimentos para Barcelona y las ciudades del Baix Llobregat.

Opinan que “Eurovegas” habría empobrecido a muchas personas, que habría reducido el espacio agrícola hasta su desaparición y, en consecuencia, habría provocado un “perjuicio” más que un beneficio. “La agricultura es más importante que Eurovegas”, apunta uno de los alumnos, mientras que otro escribe que se ha dado cuenta de lo “presionado” que está el parque agrario por las infraestructuras que pasan a su alrededor cuando no lo atraviesan.

Han aprendido a distinguir la agricultura integrada, que busca minimizar el uso de productos químicos en el campo, de la ecológica, que todos la relacionan con la calidad y la salud como valores. De la zona alta del valle hasta la planície y el delta, los alumnos han recorrido el parque sobre el terreno y con nuestros mapas en una pantalla. Un espacio que produce fruta, verduras hortalizas, con dos acuíferos, uno de los cuales está muy salinizado, pero que por debido a una “buena tierra y climatología” resulta ser uno de los lugares más fértiles para la agricultura a un paso de la gran ciudad.