Un semillero de futuro

Un semillero de futuro

Claudi Casals se dedica al campo desde muy joven, aunque ha hecho muchas más trabajos. Un día, la espalda le jugó una mala pasada y como los médicos le recomendaron no pasar mucho tiempo sentado, se ingenió un trabajo que es el que está realizando desde hace más de veinte años: dedicarse a un semillero de hortalizas y verduras para trasplantar. Siempre está arriba y abajo, en movimiento.

En sus invernaderos de Sant Boi tiene casi de todo excepto trigo, forraje, patatas e injertos, sobre todo de tomateras, que dejó de hacer hace tiempo. “Aunque he notado una bajada de pedidos, porque muchos agricultores se deciden por los injertos en espera cosechar más kilos de tomates, se debe vigilar. La cantidad no significa calidad “, explica.

La mayor parte de los encargos que recibe son de payeses del parque agrario, pero también tiene clientes de otros lugares, a los que le gusta seleccionar. Porque así se asegura que le devuelvan las bandejas de la plantación. No es que le saque de quicio que sus clientes no piensen en devolvérselas, pero lo que no quiere es ir detrás de ellos para recuperarlas. Y de momento, le está dando buenos resultados esta táctica.

Alfombras verdes

En el interior de sus semilleros, sorprende al recién llegado las enormes alfombras que se ven. Claudi es todo bondad, sabiduría y buen humor. Al principio se las tenía con los pájaros que se atrevían a entrar, porque se comían la parte más tierna (lo mejor para ellos) de las plantas. Pero pensó: si no puedes con tu enemigo, únete a él. Y ahora, en el exterior, muy cerca de las puertas de los invernaderos, les deja pan y algunas semillas, y se reconciliado.

Dice que el apio, en su variedad francesa Delne, es de los productos que mejor se han adaptado a la tierra del parque agrario, lo que  tiene su recompensa, toda concentrada en la calidad. Como muchos otros agricultores, trabaja a gusto en el Baix Llobregat, ​a pesar de saber de la enorme fragilidad de este espacio agrícola, situado a las puertas de Barcelona y rodeado de otras ciudades.

Claudi Casals nos ha cedido plantas para colaborar en la campaña de micromecenazgo de Orgull de Baix. Los mecenas que aportan 15 €, aparte de salir en los créditos, reciben 6 unidades de plantel con variedades de temporada, tales como tomates, pimientos, lechugas o calabacines, como recompensa. Entrad en vkm.is/orgulldebaix y animaos a apoyar el proyecto.