“De espaldas al Llobregat”

“De espaldas al Llobregat”

Si hubiese un ranking entre los ríos (catalanes) más perjudicados por la presión del hombre -urbanística y industrial- el Llobregat se las vería negras por no estar entre las primeras posiciones. Pese a que el río ha mejorado notablemente en los últimos años, ciudadanos y técnicos expertos coinciden en que aún hoy hay mucho trabajo por hacer. Y no tanto para hacer más inversiones en depurar el agua sino en la prevención. Esto es: invertir directamente en el río.

Tram del riu Llobregat al seu pas per les rodalies de Montserrat. Imatge del vídeo divulgatiu "D'esquenes al Llobregat".

“El Llobregat es todavía hoy un gran desconocido con un gran activo y patrimonio para reivindicar”. Lo decía Rafael Bellido, abogado urbanista medioambiental y moderador en el debate posterior a la presentación del vídeo divulgativo D’esquenes al Llobregat, el pasado jueves en la Casa de la Cultura de Abrera, promovido por la asociación naturalista Anda Abrera, y celebrado en la Setmana de la Terra de este municipio.

El riu Llobregat ha de conviure amb la indústria, les infraestructures i la pressió urbanística. Imatge del vídeo divulgatiu "D'esquenes al Llobregat".

Cauces que cambian

Un río al que se le ha tenido también miedo. Sus cauces han ido oscilando con el paso de los años debido a la urbanización de los espacios más próximos a las orillas. Josep Ribera, miembro de la plataforma ProuSal y de la Xarxa per una nova cultura de l’aigua (XNCA), apuntaba que a raíz de la extracción de potasa y la consiguiente salinización del Llobregat “se crea una deuda de país”, ya que las salmueras siguen presentes a pesar de las inversiones que se realizan. La XNCA celebró incluso un juicio popular en Manresa. El acusado, las empresas extractoras de potasa. Ahora, llevarán las conclusiones del juicio al Ayuntamiento de Barcelona.

“De espaldas al Llobregat” muestra, a través de las imágenes y con la participación de testigos, como el Llobregat recibe el impacto de las grandes infraestructuras barcelonesas, la extracción de minerales o la voracidad urbanizadora, por ejemplo. También de la producción hidroeléctrica por el efecto de las esclusas que proliferan en su recorrido – emplazamientos para unas setenta minicentrales eléctricas, según subrayaba Roger Lloret, ingeniero químico y agrícola y autor del libro “Rius de sal”. La entrada en funcionamiento de las turbinas y la falta de caudales mínimos (el ecológico o el necesario para preservar sus valores naturales) seca cauces y provoca la mortandad de peces.

Caminos fluviales

Resclosa de Can Sedó, al Llobregat. Imatge del vídeo divulgatiu "D'esquenes al Llobregat".

Rafael Díaz, ecologista de ‘Martorell Viu’ muestra su preocupación por la falta de protección de las zonas inundables del río, por los intentos de ocupar urbanísticamente estos espacios así como alerta de que los nuevos proyectos de construir caminos fluviales no sirvan sino para legalizar las ocupaciones ilegales en la orilla del Anoia.

Luis Godé, jefe del Departament de Planificació i Ordenació de l’Espai fluvial de l’Agència Catalana de l’Aigua (ACA), expresaba su opinión de que aunque hay que conocer mejor el río, es preferible que si hay espacios de gran valor natural estos se preserven y los caminos públicos se hagan rodeándolos. Si la presión a la que se somete el Llobregat es grande -decía Godé-, a partir de Martorell, río abajo, es mucho más fuerte “pero suerte tenemos de una figura de protección que se ha demostrado de gran valor: el Parc Agrari, que actúa de barrera e impide que los espacios de las orillas del río acaben ocupadas por polígonos industriales o residenciales “. La agricultura salva por ahora al río.

 

 

 

 

 

Gavà manda en la temporada del espárrago

Gavà manda en la temporada del espárrago

Estamos en plena temporada de espárragos, y Gavà lo acaba de celebrar con la tradicional feria agrícola que dedica a este producto, que se organiza desde 1932.

En Josep Campany i el seu germà petit Narcís, de Cal Sobrall, a Gavà, omplen d'espàrrecs els cabassos.

Gavà es el único lugar de Cataluña donde es cultivan espárragos blancos. Durante todos los meses de abril, una de las escenas cotidianas en los campos del municipio es ver cómo se cosechan espárragos, como podéis ver en la fotografía que acompaña estas líneas en que unos jovencitos agricultores de Cal Sobrall – Josep Campmany y su hermano pequeño Narcís – llenan de espárragos sus capazos a las “arenas de gavà”. Esta imagen fue tomada en 1934, justo cuando el cultivo del espárrago en Gavà tenía su momento de esplendor y se producían unas seis mil toneladas anuales.

Hoy, la mayor parte de la producción de espárrago que se cultiva en Gavà se queda en la ciudad, pero no es porque los agricultores no quieran ampliar horizontes sino porque desde hace unas temporadas las producciones son pequeñas debido a una plaga que afecta a la planta, según explica Josep Pañella, presidente de la cooperativa agropecuaria de Gavà. La atracción por este producto de calidad de temporada es grande, y la promoción que hacen los restauradores, con su creatividad y apuesta por el producto de proximidad, hace que la demanda sea mucho mayor que la oferta. No hay que distraerse si desea probarlos.

Pruebas con una nueva variedad holandesa

Ahora, los agricultores harán una prueba con una nueva variedad, para ver su resistencia y arraigo en las tierras de Gavà. Todos los espárragos cultivados en Gavà son fruto de una variedad holandesa. Precisan de tierra arenosa y de humedad, cualidades que Gavà reúne en sus campos. Cuando crecen, con la adaptación a nuestro clima, dan lugar a una variedad propia.

Dice Josep Pañella que desde la cooperativa, los agricultores han pensado en pedir al Ayuntamiento su apoyo para poder contar con técnicos de la Universidad Politécnica de Cataluña, para que hagan una investigación sobre las enfermedades que afectan a las plantas. En esto y en buscar agricultores jóvenes que se atrevan a hacer pruebas en sus campos con la nueva variedad, trabajan en la actualidad. Y es que pese a que el producto estrella en Gavà es el calçot, en la cooperativa se han puesto manos a la obra para mejorar la productividad del espárrago.

Cestas artísticas en la muestra agrícola

Panera de verdures fresques guardonada amb el primer premi a la fira agrícola de Gavà.

Para la feria es toda una tradición organizar una muestra agrícola, y los agricultores y sus familias participan elaborando unas cestas artísticas hechas unas con verduras frescas y otras con grano, además de hacer una presentación de manojos de espárragos, como podéis ver en la galería de fotografías.

Sobre cestas artísticas, Montserrat Mestres sabe mtodo lo que hay que saber, ya que se ha llevado los primeros premios en muchas ediciones. Y a pesar de que este año no ha sido galardonda, sigue participando y pensando con mucha antelación que es lo que podría hacer para la próxima competición. Participa desde 1964. Es todo un proceso, primero creativo, y segundo laborioso. Al menos durante todo un mes, Montserrat hace los preparativos y el día antes de la feria, como el resto de participantes, monta la cesta por la noche. El jurado se reúne a las 6 de la mañana del sábado de feria para hacer su valoración.

La Montserrat Mestres

La tradición viene de lejos para la Montserrat. Ya participaba -y sigue haciéndolo- en las ofrendas de verduras que los agricultores del Baix Llobregat hacen cada año, por diciembre, a la virgen de Montserrat, en agradecimiento a una buena cosecha.

Como el resto de concursantes, Montserrat se las tiene que ver con las pieles de puerro, cebolla seca, berenjenas negras y rayadas, pimientos asados, remolacha roja, ajos tiernos, hojas de repollo, cáscaras de huevo, juncos, las raíces del puerro, y por supuesto, espárragos. Ha intentado nunca hacer una trenza con la piel de los porros? Pues Montserrat es una especialista. Tiene 76 años.

Una salida de altos vuelos!

Una salida de altos vuelos!

El pasado domingo 1 de mayo, hicimos la visita ambiental con Depana en las zonas de conflicto del Delta del Llobregat, recompensa que habían elegido algunos de los mecenas de Orgull de Baix que han dado su apoyo económico al proyecto. En la salida conocimos espacios junto a las reservas que son puntos estratégicos de observación de aves en el Delta. Fue una ocasión fantástica para poder encontrarnos personalmente y oir de primera mano sus opiniones y comentarios sobre el proyecto. El interés y el compromiso que mostrásteis todos respecto a “Orgull de Baix” nos alienta a seguir trabajando para hacer crecer y difundir los valores medioambientales de este territorio.

Los incombustibles José García y Raul Bastida, ornitólogos y activistas de Depana y SOS Delta del Llobregat nos hicieron de guías, y compartieron con todos nosotros su pasión y conocimientos. Nos llevaron al otro lado de la desembocadura, en el Polígono Pratenc, a ver los flamencos que descansan al borde del nuevo cauce del río, y nos ilustraron sobre los cambios que ha experimentado este espacio desde que se desvió el curso del río. También nos acompañaron a las Basses de Can Dimoni, tres lagunas de origen artificial rodeadas de campos de cultivos donde anidan numerosas especies de aves del Delta.

Con sus prismáticos pudimos observar ejemplares de las muchas especies que anidan o hacen parada en la zona: gaviotas, flamencos, garza reales, un halcón cernícalo y patos de todo tipo, entre ellos el raro pato blanco.

MUCHAS GRACIAS a los participantes por compartir con nosotros esta experiencia. Esperamos volver a veros pronto !!